viernes, 31 de mayo de 2013

Espinacas con garbanzos



Como en todas las recetas, cada maestrillo tiene su librillo, pero estás fueron las que yo aprendí a hacer de mi madre y mis abuelas, tan sevillanas ellas. Con tan solo una variación que no conocía y me dijeron mis primas de Sevilla, un tomatito maduro y mi simple aportación, el pan de molde frito. En casa las comemos como tapa o como guarnición para unas carnes o butifarras a la brasa, o bien con unos huevos fritos, boquerones, etc.

Pues vamos con ella.

Ingredientes:

Un kilo y medio de espinacas limpias.
Unos 350 grs. de garbanzos cocidos, caseros si puede ser y si no de bote, pero bien lavados.
Tres dientes de ajo pelados.
Un tomate pelado y rallado.
Medio vasito de vino tipo manzanilla.
Media cucharada sopera, de un buen pimentón dulce.
Una cucharadita o más de comino molido, cantidad al gusto.
Aceite de oliva virgen extra.
Dos rebanadas de pan de la víspera.
Unas rebanadas de pan de molde.
Sal y una guindilla pequeña.


Preparación:

Ponemos a cocer las espinacas en una olla grande con poca agua y un poquito de sal. Las vamos removiendo para que quepan bien todas y cuando estén blandas que no cocidas, pues se acabarán de hacer después, las escurrimos reservando el caldo. En una cazuela ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen y freímos las rebanadas de pan de molde, que habremos cortado en triangulos.


Cuando estén doradas sacamos y dejamos escurrir sobre papel de cocina, reservamos para acompañar. En el mismo aceite freímos las dos rebanadas de pan y dos ajos pelados. Doramos, sacamos y ponemos en el mortero junto al otro diente de ajo crudo(ese es mi truquito), majamos bien y diluímos con el vino, reservamos.



En la misma cazuela, ponemos a sofreir el tomate rallado y dejamos hasta que quede sin agua, en ese momento apartamos la cazuela del fuego y agregamos el pimentón, a continuación las espinacas que habremos trinchado con la misma espumadera. Añadimos los garbandos, el majado, la guindilla, el comino, un poco del caldo y la sal. Removemos y dejamos cocer a fuego lento unos 10 minutos hasta que queden espesitas.



Acompañamos servidas con los triangulos de pan de molde que teníamos reservados. También se pueden servir como guarnición de unos huevos fritos, unas chuletas o lo que nos apetezca y ya las tenemos listas para disfrutar!!!
 

A mi, al día siguiente me gustan todavía más que recién hechas y a temperatura ambiente me encantan.

Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog de recetas tradicionales y caseras, actuales, del día a día y festivas. Ninguna de mis recetas pueden ser copiadas ni indexadas, en otro blog o página web. Gracias por vuestras visitas, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/CuinaAmbLaMestressa.
Besitos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores