martes, 6 de diciembre de 2016

Cucuruchos rellenos con bechamel de mar y montaña


Este es un aperitivo o entrante muy sencillo y que siempre queda bien, especialmente en ocasiones festivas. Además con productos de temporada como las setas y eso hay que aprovecharlo, ya que son muy saludables y están ricas preparadas de mil maneras, como en este mar y montaña, que siempre es un éxito. Aunque podemos utilizar setas de cultivo o congeladas. En esta ocasión los he rellenado con una bechamel al cava, gambas, setas de temporada y de cultivo, el resultado ha sido una absoluta delicia, un conjunto suave, cremoso y lleno de sabor.

En realidad los cucuruchos aunque quedan muy simpáticos y crujientes, son lo de menos, pero os dejo el paso a paso, por si los queréis preparar. También podemos utilizar volovanes o bien hacer una empanada de hojaldre, lo importante es que sea algo crujientito y ligero para hacer contraste de texturas, para saborear mejor el delicioso relleno. Esta receta es ideal para cualquier ocasión festiva o de compromiso, en la que queramos agasajar a nuestros comensales. 

Con esta receta participo en el  Reto de "Christmas Time" de la Comunidad Cocineros del Mundo de G+ Os y os dejo el enlace.

Pues venga, vamos ya con esta sencilla y deliciosa receta.

Ingredientes para 5 comensales, si es para entrante o para 10 si es un aperitivo: 

10 rebanadas de pan de molde sin corteza.
250 gr. de gírgolas silvestres.
350 gr. de champiñones.
300 gr. de gambas rojas peladas, pueden ser congeladas.
Dos cebolletas frescas medianas y con su tallo verde.
Medio puerro, puede ser la parte verde y tierna.
Dos huevos cocidos.
700 ml. de leche fresca o sin lactosa.
350 ml. de cava Brut Nature Reserva de Celler Vell.
Tres cucharadas soperas de aceite de oliva suave.
Una cucharada sopera y colmada de mantequilla o margarina sin sal.
Pimienta negra de molinillo.
Tres cucharadas soperas de harina.
Una pizca de nuez moscada.
Sal.


Preparación:

Primero de todo preparamos los cucuruchos. En una superficie limpia y seca ponemos una rebanada de pan de molde, la pulverizamos con agua mineral, estiramos con un rodillo de cocina y envolvemos con ella un cono especial para estas preparaciones, que habremos engrasado ligeramente con aceite de girasol, para que el pan no se quede pegado. 

Apretamos ligeramente los bordes para que cierren bien y los vamos disponiendo en una fuente cubierta de papel de hornear. Cuando los tengamos todos, los metemos al horno previamente precalentado arriba y abajo a 180º, cuando estén doraditos los sacamos, los dejamos enfriar, desmoldamos y reservamos en lugar seco.




Seguidamente limpiamos las seta, las enjuagamos de ser necesario y las escurrimos bien. Troceamos los champiñones no demasiado pequeños y reservamos, hacemos lo mismo con las gírgolas. En una sartén amplia ponemos dos cucharadas de aceite de oliva y pochamos el puerro picado, le damos unas vueltas y añadimos las cebolletas picadas, reservando enteros los tallos.

Cuando todo comience a estar transparente agregamos los champiñones, los salpimentamos y salteamos unos minutos, bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer hasta que estén tiernos. Entonces incorporamos las gírgolas, las salteamos un par de minutos y mojamos con 50 ml de cava, dejamos unos minutos a fuego suave para que reduzca y apartamos, lo escurrimos bien, reservando también todo el jugo, al que añadiremos el resto del cava y dejaremos hervir a fuego medio, un par de minutos, el caldo resultante lo colamos y reservamos.


Picamos las gambas no muy pequeñas, reservando algunas para decorar(una por cucurucho o volován). En la misma cazuela en la que haremos la bechamel, ponemos la margarina y salteamos las gambas picadas, las salpimentamos y reservamos. Añadimos el resto del aceite y la harina, la cocinamos unos minutos sin dejar de remover para que pierda el sabor a crudo, entonces fuera del fuego y sin dejar de remover con unas varillas incorporamos la leche, el caldo de cava y la nuez moscada.

Sazonamos y seguimos removiendo, hasta obtener una bechamel fina y bastante espesa. Fuera del fuego añadimos los ingredientes reservados, junto a los huevos cocidos picados y la parte interior de los tallos de las cebolletas tiernas, muy picaditos. 


Mezclamos bien y reservamos tapado y al calor, hasta el momento de servir, en el que rellenaremos los cucuruchos o volovanes previamente horneados. Entonces los decoramos con las gambas reservadas que habremos salteado en el último momento, espolvoreamos con más tallos picados de cebolleta y ya lo tenemos listo para disfrutar!!!

Espero que os guste!!!
Bon profit, buen provecho..!!!


martes, 22 de noviembre de 2016

Brochetas de pollo con aroma Marroquí


Hace tiempo que tenía ganas de subir esta receta, pero por una cosa u otra no me daba tiempo a hacerle fotos. Así que en esta ocasión dije, pues de hoy no pasa y es que es una delicia que tenéis que probar, porque no os podéis ni imaginar lo rica que está.

Estuve buscando este sabor y aroma, que tanto nos gustó de la cocina Marroquí, desde que estuvimos en Marrakech, pero no conseguía ese puntito que recordaba. Hasta que hace unos meses, buscando otra receta típica de Marruecos, lo encontré en el blog Nueva Cocina Marroquí, al que sigo desde hace años y me encanta, lástima que hace mucho que no publican, porque tienen unas recetas maravillosas.

Según nos comentan, la Chermoula, es el adobo Marroquí por excelencia. Y se suele utilizar tanto en carnes como en pescados. Además he utilizado otro ingrediente muy de allí y que ellos utilizan en la misma receta que no tiene nada que ver con esta y también preparé, pero con el ingrediente principal diferente al de ellos y estaba divina, pero eso ya lo veréis. 

El o la Karma, es  una mezcla de especias que me trajo de allí mi hija Laia y que muchos turistas hemos podido confundir con el Ras al Hanout y nos dicen que no tienen nada que ver. En los ingredientes os explico de que mezcla se trata, lo mismo que el adobo. 

Esta es mi versión de unas deliciosas brochetas a les di mi toque personal, con todo el sabor y aroma de Marruecos y que llegaron a mi cocina para quedarse. Estoy deseando volver a ese maravilloso país, disfrutar con sus encantadores gente y de su rica y aromática cocina.

Sin más dilación vamos con esta sencilla y deliciosa receta.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Huevos rebozados con bechamel




Nos encantan los platos con bechamel, tan suaves y melosos que son una delicia y este de hoy es mi versión de una receta muy sencilla de la Marquesa de Parabere, a la que ella llama croquetas de huevo. Pero poco tienen que ver con las tradicionales croquetas, que llevan ingredientes picados mezclados con la masa bechamel, por eso no las llamo así.

Su receta se trata de unos huevos cocidos rebozados en bechamel y después  pasados por huevo y pan rallado, pero como ella misma dice resultan sosos. Así que he versionado su receta mezclando las yemas cocidas con otros ingredientes para que no resultara tan sosorrona. El resultado ha gustado muchísimo, todo un éxito, han quedado tan deliciosos, suaves y gustosos, que esta receta ya se ha quedado en mi casa. 

Sin más dilación, vamos con esta sencilla y deliciosa receta.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Tagliatelles a la crema con trompetas negras, jamón y frutos secos



Estamos en temporada de setas y hay que aprovecharla, aunque este año se ven realmente pocas y bastante caras. Pero por otra parte no suelen pesar mucho, así con poca cantidad le podemos dar mucho sabor a nuestros platos, como este de hoy con trompetas de la muerte o de los muertos, de la que me encanta su delicado sabor.

Este es un tipo de hongo o seta de aspecto algo feo, pero realmente delicioso, con un sabor y aroma parecidos a la trufa y una textura muy agradable. Su nombre científico es Cantharellus cornucopioides y cuando es fresca como en este caso, se ha de consumir cocinada.

Quiero resaltar, que todas las setas y hongos de temporada, si las recolectásemos nosotros mismos y no estamos seguros de que sean comestibles, hemos de consultar siempre con alguien que sepa del tema, antes de consumirlas. En mi caso siempre suelo comprarlas en fruterías o a entendidos, eso siempre te da tranquilidad y seguridad de que no son tóxicas.

Y sin más dilación, vamos con esta sencilla y deliciosa receta.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Potaje alpujarreño de judías con hinojos



Este es otro plato típico y tradicional  de la cocina española, concretamente de la alpujarra granadina. Aunque allí se suele preparar sin jamón, ni chorizo, o al menos antiguamente así era. Nosotros lo comimos por primera vez hace ya 28 años, en nuestro viaje de novios por Andalucía, ya que quise que mi marido conociera bien mi tierra andaluza. Y entre otras ciudades, pasamos unos días en Granada y visitamos además, Pampaneira, Capileira y Bubión, donde pasamos dos noches.

En una de las maravillosas localidades alpujarreñas tomamos este rico potaje, que a mi recién estrenado marido no le apasionó demasiado por el hinojo que era silvestre y tiene un sabor y aroma, algo más fuerte que el de cultivo. Pero por suerte con los años le ha tomado el gusto, al menos al cultivado y eso ya es mucho...jajajaa

Allí nos lo sirvieron con jamón, chorizo y tocino, creo recordar que también con morcilla, pero no estoy segura. Pero como de todos modos a nosotros la morcilla en los potajes no nos entusiasma, yo no le pongo y según me han contado se le suelen poner también garbanzos y arroz. También he leído que este plato originalmente era sin ningún tipo producto cárnico y muy típico de la cuaresma. Pero no puedo asegurarlo, y sea como sea este de hoy, es una auténtica delicia y muy completo para los días invernales.

Sin más dilación, vamos con esta rica y tradicional receta. 

domingo, 6 de noviembre de 2016

Callos a la madrileña de Elena Santonja



Callos a la madrileña, este es uno de los platos tradicionales más conocidos de Madrid, pero como en todo, cada maestrillo tiene su librillo. En esta ocasión los he preparado según la receta de la tristemente desaparecida, Elena Santonja, presentadora en los años 80 del popular programa culinario, Con las manos en la masa de TVE. 

El motivo es que las administradoras del reto mensual, Cocina de la Marquesa de Parabere, nos propusieron hacer un homenaje a Elena, cocinando una de sus recetas. Y como a nosotros nos encantan los callos, elegí esta receta que ella preparó en su programa a ritmo de chotis, junto al gran canta autor, Joaquín Sabina.

He intentado ceñirme lo más posible a su versión, aunque he quitado la morcilla, ya que a nosotros no nos gusta en los callos y según tengo entendido y ella misma comentó en su programa, no todos le ponen, como tampoco puerro. 

También me he fijado que en el video de su programa, que ella llama callos al conjunto,  no solo a la tripa y pone otras partes de la ternera, como oreja o morro, así que yo le puse lo que encuentro más rico que es la tripa y un poco de morro, por lo demás es su receta. 

Sin más dilación, vamos con esta tradicional y deliciosa receta, versión de Elena Santonja.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Caballas asadas con hinojo



Después de estos días de dulces, retomamos la rutina con un sencillo, ligero y delicioso asado de caballas al hinojo, si hinojo!!! Por suerte, en casa ya son más quienes se han aficionado a esta rica hortaliza, que a mi siempre me ha encantado y podemos preparar de mil maneras.

Por lo que he leído en diferentes sitios, el hinojo ya se consumía en el antigüo Egipto, como alimento y como planta medicinal. Por lo que desde allí fue extendiéndose por los romanos a todos los países de la cuenca mediterránea y más tarde por los españoles, al resto de Europa y de América. 

En España podemos encontrarlo también silvestre, especialmente en el litoral Mediterráneo, sus tallos y hojas suelen utilizarse en aliños y encurtidos, por su rico sabor y aroma anisado. Aunque también en ricos guisos o potajes, como las deliciosas habichuelas con hinojo, típicas de Cádiz, que particularmente me encantan.

El hinojo aparte de cocinado, está riquísimo también crudo en ensaladas, a las que les da un delicioso punto crujiente y muy refrescante. Entre sus propiedades, está que es un estupendo anti-inflamatorio y anti-oxidante, muy rico en vitamina C, además de muy diurético, por lo que es ideal para dietas. Según he leído, no debemos confundirlo con el eneldo, aunque se parecen por sus hojas y los dos tienen un aroma y sabor anisados, este último es más fuerte y amargo. 

Y sobre la caballa, creo que todos ya sabéis que es un pescado azul muy saludable, rico en Omega3, además de nutritivo y económico, así que no le podemos pedir más. Bueno si, que las dejen crecer más, ya que desde hace unos años, es muy complicado encontrar caballas de más de un kilo y eso es una pena, en fin...

Sin más dilación vamos con esta deliciosa y sencilla receta.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...

Google+Seguidores